Vídeo de Celia Hernández/Entrevista Noelia Vera

La política sigue siendo 1.0, según Rafael Larreina, diputado por Guipúzcoa de Amaiur en el Congreso de los Diputados. Se lo decía entre vinos y castizos platos a #15conspiradores; a 15 periodistas, bloggers y líderes de opinión que, una vez al mes, se sientan en la madrileña taberna ‘Los Conspiradores’ para comer y conversar sobre política 2.0 con representantes políticos de reconocida actividad en redes sociales e Internet.

Rafael Larreina escribe en su blog desde 1999. Es miembro de la asociación Internet&Euskadi y tuitea con frecuencia. Su intención es escuchar: “Sobre todo soy un ciudadano más, con voz propia en este blog y dispuesto a hablar de cualquier tema contigo”, dice su biografía. Y participa en Comidas 2.0 porque, según el economista y ex redactor, “facilita la transparencia con los medios de comunicación”.

Es escéptico, sin embargo, en la eficacia de las redes sociales: “Hay que ser humildes y saber que quienes nos movemos en ese mundo somos una minoría ilustrada; pero tenemos el gran reto de sumar a más gente de la calle a ese movimiento renovador, modernizador y sobre todo, a ese movimiento que busca la igualdad de oportunidades a la hora de comunicar, de pensar y de decidir”, apuntaba en una entrevista con Ágora News.

Y frente al hecho de que “somos minoría”, el hecho de que la ciudadanía no siente aún que su participación llegue a buen puerto: “Cuando la gente de la calle tenga la sensación de que los políticos no pasan de ella; cuando sienta que se le escucha y que cuando intenta hacer llegar un mensaje es escuchado, valorado, calibrado y que, por tanto, puede tener una trascendencia para cambiar la política, entonces sí creo que serán eficaces”.

Con respecto a la relación entre políticos, medios de comunicación y ciudadanía, Larreina apuntaba la necesidad de una mayor colaboración para favorecer la transparencia: ”Los medios se han dejado llevar por esa corriente política de intentar colocar un mensaje caiga quien caiga y no han contribuido a normalizar la política; no han contribuido a crear ese microclima democrático en el que todas las opiniones sean validas, valorables, reconocibles y tenidas en cuenta siempre que sean defendidas y puestas en marcha de una forma democrática y pacífica”, criticaba desde un punto de vista generalista.

En lo referente a la “pérdida de dignidad” de la profesión periodística: “Yo no soy partidario de las ruedas de prensa sin preguntas, sin embargo, sí soy partidario de que las preguntas sólo sean del tema que se ha planteado en la rueda de prensa”, argumentaba.

“Los medios de comunicación pueden jugar un papel positivo, y ahí podemos aportar los que estamos en el mundo de la política: aportando transparencia, sometiéndonos a las demandas y estando dispuestos a responder a todas las preguntas que se nos plantean”, concluía.

Presente y futuro de Amaiur

Amaiur, según su portavoz en el Congreso,  ”va a ser una fuerza determinante en el conjunto de Euskadi” y “puede convertirse en la primera”. En este sentido, Larreina asegura que “va a ser un motor de transformación del país”, no solo en la vía soberanista, sino en un cambio de modelo socioeconómico:”Pensamos que hay alternativa a la crisis económica y que hay alternativas diferentes a las que se están impulsando”, señalaba como primera línea de su estrategia política.

“Vamos a trabajar por un país más justo socialmente y más respetuoso con la madre tierra”, añadía.

Sobre Rafael Larreina

Así se define, él mismo, en su blog www.larreina.net

“Nací en Vitoria-Gasteiz en 1956. Estudié Económicas en la Universidad del País Vasco, PLGP2007 del IESE y, desde 1990 hasta abril del 2009 he sido parlamentario vasco y Vicepresidente segundo de la Cámara en la VIII Legislatura, siempre dentro de Eusko Alkartasuna, de cuyo partido soy secretario del área de Política Económica y Fiscal de la Ejecutiva Nacional. En cuanto a mis intereses, las asociaciones a las que pertenezco creo que los reflejan bastante bien: Real Sociedad Bascongada de Amigos del País, internet&euskadi, Club de montaña Gasteiz, Greenpeace y la Asociación Cultural Hegoalde de fomento del euskara. Pero sobre todo, soy un ciudadano más, con voz propia en este blog y dispuesto a hablar de cualquier tema contigo.”